La llegada del verano es una invitación a disfrutar al aire libre, repleta de propuestas de ocio, también para las personas mayores. Aunque necesitemos cuidarnos más, el paso de los años no implica, ni mucho menos, una renuncia al entretenimiento. Mantenerse activo física y mentalmente es clave para gozar de una buena salud en esta etapa de la vida. El paseo o la lectura, por ejemplo, son muy recomendables para los mayores, pero la temporada estival ofrece otras muchas alternativas de ocio.

¿Eres cuidador a domicilio y estás buscando propuestas recreativas? ¿Qué actividades recomiendan los expertos para la tercera edad? A continuación, te mostramos cinco maneras de disfrutar del verano cuidando de los mayores, con actividades adaptadas a sus necesidades.

Actividades para el cuidado de personas mayores en verano

  1. El placer de conversar

La era digital ha supuesto muchas ventajas a nivel global pero, en un entorno cada vez más virtual, podemos llegar a olvidar el valor de las relaciones interpersonales.  Las actividades sociales son una parte clave del cuidado de personas mayores y una buena conversación cara a cara es uno de los mejores estimulantes que podemos encontrar en este sentido. Además de ayudar con las actividades propias de la rutina diaria, los cuidadores a domicilio también deben contemplar este tipo de actividades dentro de sus atenciones diarias.

Charlar nos permite intercambiar opiniones, expresar nuestros propios sentimientos o pensamientos, comentar nuestras impresiones sobre acontecimientos cotidianos… Una forma de mantenernos conectados con el resto del mundo y las personas que nos rodean.

  1. Lecturas estimulantes

Amplía nuestros conocimientos, mejora la capacidad de concentración y percepción, estimula la imaginación… La lectura es una estupenda actividad cuando se trata de mantener la mente ágil, que además, ayuda a retrasar la aparición de los síntomas de trastornos muy comunes en la tercera edad, como la demencia o el Alzheimer. El cuidador de ancianos puede ayudar a potenciar este hábito, proponiendo títulos o temas interesantes o comentando las diferentes lecturas.

En verano, podemos trasladar estas sesiones de lectura a nuevos escenarios, mucho más estimulantes que el salón de la propia casa. Porque si además de un buen libro, podemos disfrutar de la brisa marina al resguardo de una sombrilla, por ejemplo, o rodeados del frescor de los árboles del parque, la lectura resultará mucho más placentera y relajante.

  1. Pasear por la playa

La tercera edad no es excusa para llevar una vida sedentaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la actividad física moderada para cuidar la salud de los mayores de 65 años y el verano representa una época ideal para las actividades al aire libre, si bien necesitamos adaptar el nivel de intensidad de las mismas a las necesidades de la tercera edad. El paseo es un buen ejemplo de ejercicio moderado, recomendable para todas las edades. Caminar cuenta con muchos beneficios para la salud de los mayores: mejora la circulación y el estado de ánimo, previene el deterioro cognitivo, reduce el estrés, ayuda a dormir mejor…

Si te dedicas al cuidado de personas mayores, el verano ofrece fantásticos escenarios para este tipo de actividades al aire libre. Si tienes la suerte de vivir en una ciudad o un pueblo con mar, la playa constituye un escenario excepcional para pasear mientras disfrutamos de las vistas. No obstante, es importante que el cuidador supervise en todo momento el desarrollo de la actividad, adaptando su duración e intensidad e incluyendo tantos descansos como fuera necesario.

  1. Aficiones para mantener la mente activa

Si estás considerando contratar un cuidador a domicilio para ocuparse de un familiar, resulta muy recomendable que, más allá de los cuidados médicos necesarios, tu plan de atención incluya también actividades que ayuden a mantener la mente activa y despierta. Existen muchas opciones adecuadas a las necesidades de la tercera edad: juegos de agilidad mental, como los sudokus o los crucigramas, manualidades sencillas… El punto y la costura, con muchos aficionados entre los mayores, también puede resultar un estupendo entretenimiento para una tarde estival.

Durante la temporada estival, podemos aprovechar el buen tiempo con actividades algo más intensas, como la horticultura. ¿Sabías que muchas ciudades españolas cuentan con huertos urbanos? La tercera edad suelen ser usuarios preferentes para estas instalaciones, que permiten a los usuarios urbanitas volver a conectar con la naturaleza y relajarse trabajando la tierra con las propias manos.

  1. Actividades físicas y equilibrio emocional

En esta búsqueda de propuestas para mejorar el cuidado de las personas mayores, las civilizaciones orientales nos ofrecen una interesante alternativa a la medicina occidental tradicional, con un punto de vista holístico. Disciplinas como el Tai-Chi o el Chi-Kung combinan el ejercicio físico con la búsqueda del equilibrio mental y emocional, a través de técnicas como la meditación. Su práctica es recomendable para cualquier persona, sea cual sea su edad y su estado físico. El ritmo lento y fluido que caracteriza a los movimientos del Tai-Chi, por ejemplo, lo hace ideal para estirar músculos y articulaciones, mantener el buen tono muscular y mejorar la flexibilidad.

Si además realizamos estos ejercicios al aire libre, rodeados de la naturaleza, conseguiremos multiplicar sus beneficios. Muchas asociaciones aprovechan los meses de verano para organizar sesiones en parques o playas públicas y los ayuntamientos e instituciones públicas también suelen incluir este tipo de disciplinas orientales en su agenda de actividades estivales para la tercera edad. Si cuentas con un cuidador a domicilio, estas actividades son idóneas para mejorar la salud física y mental de la tercera edad. Además, su práctica también es una buena oportunidad para socializar y hacer nuevas amistades así que, ¡los años ya no son excusa para no hacer ejercicio!

Cuidado de personas mayores en Barcelona

Como has podido comprobar, el cuidador de ancianos es una figura clave para garantizar que las personas mayores que viven solas siguen reciben la atención y los cuidados que necesitan. ¿Estás buscando agencias de cuidado de personas mayores en Barcelona? Para adaptarse a las necesidades de cada paciente y sus familias, estas empresas ofrecen distintas modalidades de servicio, desde cuidadores a domicilio en Barcelona hasta cuidado de personas mayores por horas o cuidado de personas mayores interna, para aquellos ancianos que precisan una atención y supervisión constante.

En Grupo MS somos expertos en la salud y el bienestar de la tercera edad y las personas dependientes. Si necesitas contratar cuidadores a domicilio en Barcelona, en Grup MS te ofrecemos planes de atención personalizados, con todos los servicios, profesionales y especialistas que puedas necesitar, desde cuidadores a enfermeras a domicilio o personal doméstico.

 

Si quieres conocer algunos consejos a tener en cuenta para cuidar de las personas mayores en verano, en Vitonica encontrarás más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies