La enfermedad de Parkinson es la segunda más extendida en la actualidad, después del Alzheimer. Actualmente afecta a 6,3 millones de personas en el mundo y en España la sufren el 69% de las personas mayores de 65 años. El próximo 11 de abril se celebra el Día Mundial de esta enfermedad, una fecha que recuerda su descubrimiento en 1817 por el neurólogo británico James Parkinson. El cuidado de los pacientes de Parkinson es fundamental en esta dolencia degenerativa y, si bien en etapas tempranas esta labor suele ser asumida por los familiares, en etapas más avanzadas requiere de la intervención de cuidadores y enfermeras a domicilio.

Si necesitas cuidadores a domicilio en Barcelona para atender a un familiar con Parkinson, a continuación, te contamos cómo, con una asistencia adecuada, es posible mejorar la calidad de vida de estos enfermos.

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

El Parkinson es un trastorno neurodegenerativo, crónico y progresivo, caracterizada por la pérdida o degeneración de las neuronas de la sustancia negra del cerebro, provocando una carencia de dopamina. Esta sustancia es la encargada de transmitir la información necesaria para movernos. La falta de dopamina provoca alteraciones en nuestras capacidades motrices, dando lugar a la rigidez o los temblores típicos de este trastorno.

A día de hoy, todavía no conocemos la causa última que desencadena la enfermedad del Parkinson. Sin embargo, los estudios médicos sí que han identificado una serie de factores genéticos y medioambientales que, junto con la edad, pueden ayudarnos a entender su origen. Entre el 15 y el 25% de los pacientes de Parkinson tienen antecedentes familiares, aunque hasta el momento no se ha identificado marcadores genéticos concretos asociados a este trastorno. Desde el punto de vista medioambiental, algunos estudios señalan como factores de riesgo el consumo continuado de agua de pozo o la exposición a pesticidas o herbicidas.

Parkinson y tercera edad

Si bien la enfermedad de Parkinson no es exclusiva de la tercera edad, el 70% de los enfermos son mayores de 65 años. Si estás buscando enfermeras a domicilio en Barcelona para un paciente de Parkinson, es importante que los profesionales sean capaces de ofrecer una asistencia personalizada, adaptada a las necesidades de cada caso particular. La edad media a la que suelen aparecer los primeros síntomas de la enfermedad de Parkinson se sitúa entre los 55 y los 60 años. Cuando se manifiesta antes, hablamos de Enfermedad de Parkinson de Inicio Temprano.

Cuidado de personas mayores con Parkinson

Los trastornos neurológicos degenerativos como la enfermedad de Parkinson hacen que el entorno familiar sea clave en su tratamiento. Si bien durante las primeras etapas, es posible que los familiares asuman ese papel de cuidador principal, cuando la enfermedad ya se encuentra avanzada es precisa la atención especializada de enfermeras a domicilio. El cuidado de personas mayores con Parkinson debe potenciar la autonomía del paciente, prestando atención también a su salud emocional.

Esta dolencia afecta de forma directa a la vida familiar, social, laboral y sexual del paciente. Tanto él como sus familiares deben aprender a adaptarse a las nuevas circunstancias. Seguir realizando actividades sociales es fundamental para la calidad de vida de los enfermos de Parkinson, si bien debemos saber adecuar las actividades a las posibilidades de cada persona.

Parkinson en etapas tempranas

Durante los primeros estadios de la enfermedad, el paciente comienza a tener dificultades para realizar algunas de las tareas de su rutina diaria. Los médicos destacan la importancia de saber pedir ayuda en estos momentos: el paciente debe reconocer y aceptar sus limitaciones para poder adaptar el tratamiento a sus síntomas particulares.

En estas primeras etapas es recomendable contar con un especialista en el cuidado de personas mayores en Barcelona, con experiencia en la atención a personas dependientes. Si además hablamos de un paciente de la tercera edad, un servicio de cuidado para personas mayores por horas puede ser suficiente para brindar al enfermo la atención especializada que necesita en estos momentos.

Enfermeras a domicilio para el cuidado de pacientes con Parkinson

Cuando el Parkinson se encuentra en un estado moderado, comienza a afectar al habla y la expresión facial. Los movimientos se ralentizan, los temblores se agravan y el paciente tiene cada vez más dificultades para mantener la postura. Estos síntomas suponen limitaciones importantes en la vida diaria del enfermo, que puede tener problemas para realizar tareas básicas como levantarse de la cama o asearse.

El cuidador es fundamental en estos momentos para que el paciente pueda seguir manteniendo su independencia. Si bien en estos momentos aún no es necesaria una supervisión constante, la atención que proporcionan los cuidadores o enfermeras a domicilio contribuirá a hacer mucho más fácil esta rutina diaria.

Parkinson y dependencia

Cuando el Parkinson alcanza sus estadios más severos, el paciente es incapaz de realizar por sí solo sus actividades del día a día, como asearse o comer, y su movilidad se reduce notablemente. Entre los síntomas propios de esta fase figuran también problemas cognitivos como la pérdida de memoria, dificultades para concentrarse, disminución de las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento mental o dificultades visuales, espaciales y del habla.

En su última fase, el paciente queda inmóvil y precisa de un cuidador durante las 24 horas del día. En este caso, es preferible confiar el cuidado de los enfermos de Parkinson a un servicio de enfermería a domicilio, con formación especializada para tratar los síntomas asociados a este trastorno y ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente. Tener enfermeras en casa permitirá al paciente contar con asistencia profesional en todo momento, adecuando el plan de cuidados a sus necesidades particulares.

Además de contar con los cuidados y la atención especializada de enfermeras a domicilio, mantener una actitud positiva es fundamental para el cuidado de los enfermos de Parkinson. El paciente debe sentirse acompañado en todo el proceso vital que implica esta enfermedad.

Si estás buscando cuidadores a domicilio en Barcelona para atender a un enfermo de Parkinson, en Grup MS contamos con más de 35 años de experiencia mejorando la vida de personas mayores y dependientes. Nuestro servicio de enfermería a domicilio o cuidado de personas mayores por horas se adapta a las necesidades de cada paciente, con planes de atención personalizados para hacer su día a día más cómodo y confortable.

Si quieres conocer más sobre esta enfermedad y el cuidado de las personas mayores, en Esparkingson, encontrarás toda la información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies