La demencia en general, y el alzheimer en particular, es una enfermedad que presenta problemas tanto sanitarios como sociales. En España, son las familias quienes se encargan de las tareas del cuidado de personas mayores con Alzheimer. Por ello, es conveniente acudir a los cuidadores de enfermos profesionales para que se impliquen en educar y ayudar a todos los miembros de la familia. Conocer los cuidados básicos sobre esta enfermedad es muy importante para obtener mejores resultados en cuanto al mantenimiento de la mayor autonomía posible por parte de la persona afectada para evitar una sobrecarga de trabajo.

Qué es y cómo afecta el alzheimer

El alzheimer es una enfermedad degenerativa cerebral que consiste en la pérdida de aceticolina – sustancia química vital para el funcionamiento cerebral que permita que las células nerviosas se comuniquen-. Este hecho provoca un deterioro en el rendimiento de los circuitos colinérgicos del sistema cerebral.

Los principales síntomas son la pérdida de la capacidad intelectual (falta de memoria, capacidad para estar atento o alteración del lenguaje) y funcional (pérdida progresiva de autonomía a la hora de vestirse, cocinar o colocar los objetos de la casa). Sin embargo, con el paso del tiempo la enfermedad evoluciona y aparecen otras alteraciones en el campo del comportamiento como malestar, cambios de humor, agresividad, ansiedad o sensación de estar perdido.

Estas afecciones se presentan de manera progresiva por ello es muy importante estar pendiente de cada etapa y solicitar cuidadoras a domicilio cuando creas necesario:

  • Etapa inicial: la persona mayor comenzará a olvidarse el orden que tienen que seguir a la hora de elaborar una comida o dónde ha colocado un objeto concreto. El cuidado de ancianos en esta fase debe ceñirse a supervisar cómo hacen la comida, cómo actúan y ayudándoles a recordar.
  • Etapa media: la persona afectada necesitará ayuda a la hora de llevar a cabo las tareas comunes del hogar y también para su bienestar. En esta etapa, el enfermo no es capaz de realizar una comida por lo que puedes solicitar el servicio de enfermeras a domicilio para que le proporcionen la dieta indicada por el médico. Es conveniente hacer platos atractivos y que le gusten al enfermo.
  • Etapa final: las alteraciones funcionales, cognitivas y de comportamiento se hacen más evidentes. En esta fase es importante recibir asesoramiento de profesionales sanitarios y contar con cuidadores de enfermos a domicilio para consultarles cualquier duda. El enfermo no podrá comer por sí solo al haber perdido la coordinación a la hora de llevarse una cuchara a la boca.

Si has notado algunos de estos síntomas en tu familiar o persona de la que te ocupas, no dudes en acudir a tu médico de cabecera par asesorarte.

Consejos para el cuidado de personas mayores con alzheimer

La estimulación cognitiva, la paciencia y el cariño, son los principales ejes sobre los que se basa el cuidado de un enfermo de alzheimer. Hablamos de una enfermedad que cada año afecta a más personas mayores de 65 años. Solo en España son más de 1,2 millones de personas las que padecen esta enfermedad, mientras que en todo el mundo se estima que son alrededor de 50 millones.

Al tratarse de una enfermedad progresiva que lleva al paciente a la dependencia absoluta y que puede durar en torno a 8 o 10 años, la figura del cuidador de ancianos a domicilio cobra mucha importancia. Estos profesionales te mostrarán las pautas que puedes seguir con tu familiar enfermo para que sobrelleve mejor el alzheimer:

  • Vestir: es conveniente colocar en el armario la ropa de temporada y seleccionar cada día la que debe ponerse al día siguiente colocada en el orden en que deberá ponérsela. El cuidar de ancianos con alzheimer implica tener paciencia, por ello se recomienda no meter prisa sino dejar que se vista a su ritmo. Otro consejo es sustituir los zapatos de cordones por otros con velcro y utilizar prendas elásticas.
    En Grup MS contamos con enfermeras en casa que conocen todas las pautas y te ayudarán tanto si tu familiar es dependiente como autónomo.
  • Bañar y lavar: cuando el enfermo se encuentra en una etapa más avanzada, se suelen resistir a cualquier asistencia que involucre un contacto físico y, en ocasiones, se vuelve agresivo. Los cuidadores de enfermos lo saben y por ello suelen estar prevenidos.
    A la hora de preparar el baño, revisa no tener ningún aparato eléctrico como una estufa o el secador. Tampoco dejes al enfermo solo si tienes bañera en lugar de ducha para evitar caídas accidentales. Debes procurar que los grifos de agua caliente y fría estén identificados. Como siempre, no lo fuerces para bañarlo, intenta que lo hago solo.
  • Alimentación: cuidar ancianos con alzheimer implica estar muy pendientes de ellos a la hora de la comida. Tendrás que establecer unas horas fijas de comida e intentar que tu familiar afectado se siente siempre en el mismo sitio. Procura tener siempre fruta y agua en la mesa para que se hidrate y evita las distracciones como la televisión.
    Por otra parte, comprueba la temperatura de los alimentos y si la persona se levanta continuamente de la mesa, vuelve a sentarla. Recuerda que si se mancha no debes regañarle. El cuidar personas mayores con alzheimer implica, como hemos indicado, ser paciente.
  • Dormir: el sueño de las personas mayores es ligero y se despiertan frecuentemente. Por ello, hay que intentar que a la hora de cuidar personas mayores a domicilio el profesional esté atento y no lo deje dormir durante el día. También deberá asegurarse de que la temperatura de la habitación sea la adecuada, no haya ruidos y de que tenga una luz tenue. Del mismo modo, es conveniente no dejar ropa a mano que pueda desorientarle al creer que es hora de levantarse y vestirse. En caso de que se levante por la noche, el cuidador deberá acercarle hasta la ventana y subir las persianas para que el paciente verifique que es de noche. Hay que intentar que siempre se levante y acueste a la misma hora. Por último, volvemos a recordar las principales claves en el cuidado de una persona mayor con alzheimer: cariño, paciencia y estimulación cognitiva.

 

Si quieres más información para el cuidado de personas mayores con alzheimer, en Alz encontrarás algunas señales para detectarlo a tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies