El cuidado a personas dependientes es una tarea que exige un alto grado de dedicación, para la que, en muchas ocasiones, las 24 horas del día se nos quedan cortas. La gestión del tiempo es uno de los problemas más habituales a los que se enfrentan el cuidador de personas dependientes, en especial si se trata de familiares, que deben compaginar estas labores de cuidado con otras muchas tareas.

Como expertos en atención a este colectivo, desde Grup MS queremos ayudar a los cuidadores, tanto familiares como profesionales, a optimizar el tiempo para que este trabajo diario no se convierta en una misión imposible. ¡Sigue leyendo y descubre cómo organizar tu tiempo de la forma más eficiente!

Claves de organización para optimizar tu plan de cuidados

  • Recuento de tareas

La planificación es un primer paso imprescindible para gestionar nuestro tiempo de forma óptima. Antes de comenzar con la organización, tómate tu tiempo para considerar todas las tareas a realizar que deberían estar incluidas dentro de tu plan de cuidados, teniendo en cuenta las necesidades de cada persona. La ayuda con el aseo o la alimentación, por ejemplo, son dos tareas básicas dentro de los cuidados a personas dependientes.

Si hablamos de personas con problemas de movilidad, también es posible que necesiten ayuda para levantarse de la cama, vestirse o ir al baño. Además, también es frecuente que el cuidador de personas dependientes asuma tareas de acompañamiento, como salir a hacer la compra, visitar al médico o realizar gestiones administrativas.

  • Establece prioridades

Una vez que hayas recopilado todas las tareas a incluir dentro tu plan de acción, ¡vamos a comenzar a organizarnos! Una forma muy sencilla de hacerlo es teniendo en cuenta el tiempo necesario para realizarlas y su frecuencia. Analiza cada tarea por separado y piensa en el tiempo que precisas para cada una y la periodicidad con la que deben realizarse. Así, podrás diferenciar fácilmente entre tareas diarios, semanales o mensuales y ordenar los diferentes trabajos según su importancia, estableciendo prioridades.

Los cuidados directos, como el aseo o la administración de la medicación, son un ejemplo de actividades a incluir dentro de tu rutina diaria. Sin embargo, tareas relacionadas con la limpieza del hogar, especialmente cuando se trata de limpiezas a fondo, podrán realizarse con un periodicidad menor, semanal o mensual. Por otra parte, conocer el tiempo estimado para la ejecución de las distintas tareas te será muy útil para crear calendarios y establecer la rutina diaria de cuidados a personas dependientes.

  • Creación de calendarios y recordatorios

Todo el trabajo de organización previa que hemos comentado será de gran ayuda para crear rutinas y calendarios, distribuyendo las diferentes tareas de la forma más cómoda y eficiente. Estos calendarios te permitirán organizar las tareas diarias, semanales o mensuales, incluyendo también cualquier otra información importante, como las visitas al médico, cumpleaños familiares u otras fechas señaladas.

  • Rutinas de cuidados de personas dependientes

Aunque la rutina se asocie muchas veces a la idea de aburrimiento, este término también sirve para definir aquellas costumbres o hábitos adquiridos a través de la práctica y la repetición. Tener una rutina diaria bien estructura resulta muy beneficioso para las personas dependientes o con trastornos neurocognitivos, aún más si se realiza dentro de un entorno conocido y tranquilizador como el hogar.

Levantarse, asearse, vestirse, desayunar, tomar la medicación, salir de paseo… El cuidador debe integrar todas estas actividades cotidianas dentro de una rutina diaria, siguiendo un horario regular. Por supuesto, la rutina de cuidados para personas dependientes también debe contar con alternativas para no caer en la monotonía. En este sentido, es importante que el cuidador sepa adaptar las actividades a las condiciones físicas y mentales del paciente, buscando alternativas entretenidas y estimulantes, pero que no supongan un esfuerzo excesivo.

Sesiones de lectura, paseos al aire libre, juegos de mesa, ejercicios para mejorar la movilidad… Internet y las nuevas tecnologías también ofrecen infinidad de opciones de ocio y entretenimiento, sin necesidad de levantarse del sofá, lo que las hace ideales para personas con movilidad muy reducida.

  • Revisa tu plan de acción

Todos los consejos anteriores están orientados a ayudar al cuidador de personas dependientes a diseñar un plan de acción bien estructurado, con el que gestionar el tiempo y organizar el trabajo de una forma eficaz. No obstante, una vez lo llevemos a la práctica, los expertos recomiendan revisarlo periódicamente para comprobar si resulta realmente efectivo. De esta forma, si el sistema no funciona, podremos realizar los cambios y ajustes necesarios hasta encontrar la solución más adecuada para cada caso particular.

Atención a personas dependientes: cuidando del cuidador

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en España el cuidado de personas dependientes y mayores es asumido casi en un 90% de los casos por las mujeres de la familia, normalmente cónyuges e hijas. Los cuidadores no profesionales deben compaginar esta importante labor con el resto de tareas asociadas a la organización del hogar y la vida familiar, lo que puede suponer una carga de trabajo excesiva para una única persona.

Muchos expertos hablan del síndrome del cuidador quemado para referirse al estado de agotamiento físico y emocional que puede sufrir el cuidador de personas dependientes o enfermos, en especial cuando hablamos de trastornos neurodegenerativos, como el Alzheimer.

Para evitar llegar a este estado límite, la atención a personas dependientes también debe tener en consideración la salud y el bienestar del cuidador. Aunque el contacto con la familia siempre sea positivo, cuando pensemos en el cuidado a domicilio de mayores o dependientes, debemos ser realistas con nuestras limitaciones. Si nos enfrentamos a personas con un grado de dependencia extrema o enfermedades graves, los conocimientos de estos cuidadores no profesionales pueden no ser suficientes.

En estos casos, resulta más recomendable dejar la asistencia a personas dependientes en manos de un cuidador profesional a domicilio. Si tu familiar necesita atención médica especializada o una supervisión constante, durante las 24 horas del día, contar con un servicio de enfermeras a domicilio también representa una magnífica solución para garantizar una atención profesional especializada para tu familiar, dentro de la comodidad del hogar.

Si quieres saber más sobre el cuidado a personas dependientes, en La Mente es Maravillosa encontrarás más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies