¿Cómo afecta la llegada de la temporada estival a nuestras necesidades alimentarias? Las altas temperaturas, propias de esta estación, hace que necesitemos prestar especial atención a la hidratación, sobre todo si hablamos del cuidado de los mayores. En verano precisamos un aporte energético menor que en otoño e invierno, pero a cambio los alimentos que consumimos deben ser más ricos en vitaminas, sales minerales, fibra y, sobre todo, líquidos.

Descubre qué debemos incluir en la dieta de los mayores para conseguir una alimentación saludable durante estos meses, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

Nutrición saludable y el cuidado de ancianos

¿Cuáles son las claves de una alimentación saludable durante el verano? Con el incremento de la temperatura, necesitamos menos calorías para mantener estable nuestra temperatura corporal. Por otro lado, también perdemos más agua a través del sudor, por lo que es preciso reponer líquidos con mayor frecuencia.

¿Qué alimentos resultan más recomendables para la temporada estival? ¿Cuál es la mejor forma de prepararlos? Toma nota de estos consejos de la SEGG para adaptar nuestros hábitos de alimentación a estos meses de verano:

Los líquidos, fundamentales

La deshidratación es uno de los peligros más comunes asociados a la temporada estival, especialmente en colectivos como los niños o la tercera edad. Los mayores, además, tienen una menor percepción de la sensación de sed, lo que puede hacer que no consuman los líquidos necesarios. Contar con la ayuda de un cuidador a domicilio será de gran ayuda en este sentido, ya que puede controlar la alimentación del anciano, asegurándose de que toma el agua y los líquidos suficientes para mantener una hidratación adecuada en los días calurosos.

La SEGG recomienda consumir entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día, que no tienen que ser necesariamente agua. Los zumos de frutas, la leche, los batidos, las infusiones o la horchata, una bebida típicamente veraniega, también son perfectos para incrementar el aporte de líquidos en las dietas estivales.

Verduras, frutas y hortalizas

Estos alimentos deben ser la base de nuestra dieta durante los meses de verano, según la SEGG. Las frutas, verduras y hortalizas aportan menos calorías que la carne, por ejemplo, pero son muy ricas en agua, vitaminas, sales minerales y fibra. Un buen consejo es apostar por los productos de temporada, como la sandía o el melón, con alto contenido en agua, así como fresas, melocotones, albaricoques o ciruelas.

En cuanto a las verduras y hortalizas, lo ideal en cuanto al cuidado de personas mayores, es consumirlas diariamente, con muchas opciones para elegir: lechuga, tomate, pepino, escarola, remolacha, zanahoria, espinacas, acelgas, cebolla, apio… Además, al tomarlos en crudo podemos aprovechar al máximo todos los nutrientes de estos alimentos, que pierden parte de sus vitaminas al cocinarlos.

Cereales y legumbres

Estas dos categorías de alimentos son indispensables en cualquier dieta equilibrada, aunque la forma más adecuada de prepararlos es diferente según la estación. En verano es preferible evitar los platos de cuchara y guisos de legumbres tradicionales y sustituirlos por ensaladas, que podemos tomar en frío. Respecto a los cereales, los expertos en nutrición recomiendan las variedades integrales. El maíz, el mijo o la cebada, por ejemplo, no tienen contenido graso, pero sí ofrecen un valioso aporte de proteínas, vitaminas, fibra, minerales e hidratos de carbono.

Grasas y proteínas

Durante la temporada estival, los mayores necesitan incluir en su dieta alimentos ricos en ácidos grasos mono y poli-insaturados, como el aceite de oliva o los aceites de semillas, los frutos secos o el pescado azul, rico en ácidos grasos y Omega 3. Desde la SEGG, se aconseja la carne de pollo o pavo o el pescado azul, cocidos o a la plancha, mejor que las carnes rojas.

Ensaladas y cremas frías, mejor que puchero

La forma de cocinar y preparar los alimentos es tan importante como la elección de los ingredientes. Cualquier persona con mayores a su cargo debe tener unos conocimientos básicos sobre este aspecto, tanto si hablamos de familiares como de cuidadores de ancianos profesionales. Desde la SEGG se recomiendan las ensaladas, cremas y sopas frías, evitando guisos y sopas calientes, asados o fritos.

El gazpacho, el ajoblanco o el salmorejo, por ejemplo, son platos perfectos para estos meses. La macedonia también es una forma ideal para incluir la fruta en nuestra dieta y además, los expertos en nutrición apuntan que su colorida presentación estimula el apetito.

Atención a las intoxicaciones alimentarias

Además de cuidar los alimentos que componen la dieta de los mayores y la forma de prepararla, durante el verano también debemos tomar algunas precauciones especiales, sobre todo con el consumo fuera de casa. En esta época aumenta el riesgo de intoxicación alimentaria, sobre todo si hablamos de productos elaborados con huevo, como la clásica ensaladilla rusa, por lo que siempre debemos asegurarnos de que estos productos están elaborados con huevo pasteurizado.

Alimentación saludable, adaptada a los mayores

La alimentación es una parte fundamental del trabajo del cuidador de ancianos. La labor de estos profesionales de la tercera edad es clave para que nuestros mayores mantengan en todo momento una dieta saludable y adecuada a sus necesidades. El cuidador puede ayudarnos con la composición de nuestra dieta, creando un plan de alimentación equilibrado, y orientarnos sobre los alimentos más recomendables para cada estación.

Dentro del cuidado de personas mayores a domicilio, las empresas de cuidado de ancianos ofrecen diversas modalidades de asistencia, pensadas para adaptarse al nivel de autonomía y atención que precisa cada persona. Contar con los servicios de cuidadores en Barcelona es una opción muy interesante para aquellas personas mayores autónomas, pero que necesitan una pequeña ayuda con algunas tareas de su rutina diaria, como asearse, vestirse o comer.

Si hablamos de cuidar personas mayores por horas, este tipo de asistencia también será muy útil para asegurarnos de que nuestros mayores toman los líquidos necesarios para mantenerse hidratados durante la temporada estival.

Cuidado de personas mayores a domicilio en Barcelona

¿Necesitas cuidadores a domicilio en Barcelona? ¿Crees que ha llegado el momento de contratar una cuidadora de ancianos interna? ¿Estás buscando empresas de cuidado de personas mayores en Barcelona que ofrezcan servicios de cuidado de personas mayores por horas?

En Grup MS somos expertos en atención a la tercera edad y personas dependientes. Para ofrecer una asistencia integral, nuestros servicios incluyen cuidadoras a domicilio en Barcelona, enfermeras a domicilio o personal doméstico.

Si estás buscando cuidadores de personas mayores en Barcelona para atender a un familiar, contacta con nosotros y crearemos un plan de atención y cuidados a tu medida, teniendo en cuenta sus necesidades y las de tu familia.

Si quieres más consejos acerca de los cuidados para personas mayores y la mejor alimentación que puedes ofrecerles en verano, en Infosalus encontrarás más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies