El envejecimiento es un proceso natural que afecta también a nuestros sentidos, que pierden agudeza con el paso de los años. Se estima que una de cada tres personas de entre 65 y 74 sufren problemas de audición  y casi la mitad  de los mayores de 75 años sufren algún grado de pérdida auditiva. En cuanto a la visión, alrededor del 30% de los mayores de 65 años tienen problemas visuales.

¿Cómo podemos ayudar a los mayores en estas situaciones? ¿Estás buscando cuidadores a domicilio en Barcelona para ocuparse de un familiar con problemas visuales o auditivos  y te gustaría saber qué tipo de atenciones necesita? A continuación, te contamos cómo afecta la edad a estos sentidos, con consejos y recomendaciones para hacer más fácil la vida de las personas mayores afectadas por estos trastornos sensoriales.

Trastornos visuales y auditivos en  la tercera edad

A partir de los 65 años, las pupilas disminuyen su tamaño y reaccionan más lentamente ante la presencia o ausencia de la luz. El cristalino se vuelve más opaco y los músculos oculares pierden flexibilidad, haciendo más complicado enfocar la vista. Entre las enfermedades más comunes asociadas a una pérdida de capacidad visual en la tercera edad podemos destacar la presbicia, asociada a una pérdida de elasticidad del cristalino; el glaucoma, caracterizado por la pérdida de visión lateral o periférica; las cataratas, tratables mediante intervención quirúrgica, o trastornos como la degeneración macular asociada con la edad (DMAE), que afectan tanto a la visión aguda como la central.

Respecto al oído, durante la tercera edad son frecuentes enfermedades como la presbicia, provocada por el envejecimiento de los huesos del oído que provocan una merma de la sensibilidad auditiva; la hipoacusia, una enfermedad crónica que nos incapacita para percibir la intensidad de los sonidos; o la enfermedad degenerativa del oído, por acumulación de líquido en el oído interno, que puede llegar a provocar la pérdida total de audición.

Además, la pérdida auditiva y visual también afectar a la salud emocional de las personas mayores. Esta merma de capacidades sensoriales hace que sea más difícil comunicarse y como consecuencia, las personas mayores pueden tender a aislarse y perder el contacto con el entorno y la comunidad que les rodea, incrementando el riesgo de sufrir afecciones psicológicas tan serias como la depresión o la soledad.

Consejos para el cuidado de mayores con problemas de vista y audición

  • El primer consejo a tener en cuenta si nos enfrentamos a un caso de pérdida auditiva o visual es ser conscientes del problema. Existen muchos indicios que pueden ayudarnos a detectarlos: ¿el mayor tiene dificultades para mantener una conversación o nos pide que repitamos nuestras frases a menudo? ¿En ocasiones, no oye el timbre de la puerta o del teléfono?¿Sufre de cefaleas o visión borrosa? Si no puedes visitar a tus mayores con la frecuencia con la que te gustaría, el cuidador a domicilio puede ser una gran ayuda para detectar estas situaciones en su fase inicial y tratarlas de forma eficaz.
  • Si hemos detectado una reducción de la capacidad visual o auditiva en una persona mayor, lo principal es acudir al médico de cabecera lo antes posible, para que pueda evaluar la gravedad del problema y recomendar el tratamiento más adecuado. Si lo considera necesario, este profesional nos remitirá al especialista indicado – el otorrinolaringólogo, para pérdidas de audición, y el oftalmólogo, especialista en salud visual -para que evalúe el caso y nos aconseje sobre las distintas formas de tratarlo.
  • Los audífonos o las gafas representan una solución muy sencilla, cómoda y eficaz para recuperar la capacidad auditiva o visual perdida y hacer más fácil la vida de los mayores. También existen dispositivos adaptados a personas con dificultades de visión, como los teléfonos para personas mayores, con teclas más grandes, o los audiolibros.
  • Además, existen algunas prácticas que pueden ser de gran ayuda para personas con pérdida auditiva, como hablar al mayor mirándole a la cara, elevar ligeramente nuestro tono o evitar ruidos de fondo, como la televisión o la radio, o entornos demasiado bulliciosos.
  • La nutrición también puede contribuir a mejorar la salud visual de los mayores, aumentando la ingesta de alimentos como las zanahorias, las espinacas y hortalizas de hoja verde, muy ricas en betacarotenos e imprescindibles para la formación de la vitamina A; las cebollas, con un alto contenido en vitamina A y C, los arándanos, ricos en flavonoides con propiedades antioxidantes, o las nueces y frutos secos, con ácidos grasos Omega-3, selenio y vitamina E que, además de otros muchos beneficios, contribuyen a prevenir trastornos como las cataratas.
  • Como siempre que hablamos de salud, una supervisión periódica es clave para mantener los problemas auditivos y visuales bajo control. Si tienes a tu cargo una persona mayor con este tipo de problemas, recuerda que visite periódicamente a su oftalmólogo o especialista en audífonos para que controle su evolución y adapte el tratamiento en caso necesario.

Cuidado de personas mayores a domicilio en Barcelona

La pérdida de la capacidad visual y auditiva asociada a la edad exige modificar algunos de nuestros hábitos y puede suponer algunas dificultades añadidas en la vida diaria de las personas mayores, pero, con un diagnóstico temprano, muchas de las enfermedades asociadas a la vista y al oído pueden tratarse de forma relativamente sencilla para minimizar la pérdida de capacidades y prevenir consecuencias más graves. Como hemos comentado, la supervisión diaria es clave para esta detección temprana por lo que, si no puedes asumir tu mismo sus cuidados, contar con los servicios de un cuidador a domicilio te será de gran ayuda para manejar este tipo de situaciones.

Si buscas especialistas en asistencia domiciliaria en Barcelona, en Grup MS contamos con 35 años de experiencia cuidando de las necesidades de la tercera edad y las personas dependientes. Nuestros servicios se adaptan a cada paciente y cada familia. ¿Necesitas contratar una cuidadora de ancianos por horas o un experto en cuidar personas mayores interna? Nuestro equipo también incluye enfermeras a domicilio, para aquellos mayores que precisen de una atención médica especializada, o personal doméstico. Contacta con nuestros expertos en asistencia a domicilio en Barcelona y crearemos un plan de cuidados personalizado, teniendo en cuenta tus necesidades particulares.

Encuentra más información acerca del cuidado de las personas mayores y la pérdida auditiva Boletín Aelfa. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies