Cómodo, agradable, acogedor… ¿Cómo definirías el hogar perfecto? Más allá de las preferencias estéticas, el orden y la limpieza son requisitos imprescindibles para lograr ese ambiente hogareño del que todos deseamos disfrutar al llegar a casa. Para las personas mayores, mantener un hogar limpio es aún más importante, ya que con la edad nos volvemos más propensos a sufrir alergias o infecciones. ¿Tu jornada no te deja tiempo para estas tareas? ¿Tienes un familiar anciano que vive solo y necesita un poco de ayuda con la limpieza?

Contratar un servicio doméstico es una fantástica alternativa en estos casos para asegurarte de que tu familiar cuenta con un ambiente óptimo en todo momento. A continuación, te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de organizar la limpieza doméstica, con especial atención a las necesidades de la tercera edad.

Hogares limpios y saludables

La organización y la limpieza son tareas básicas si queremos lograr un hogar confortable, pero también tienen una gran importancia sobre la salud. La presencia de polen, polvo o ácaros, por ejemplo, resulta altamente perjudicial para personas con alergias o enfermedades respiratorias. Un ambiente insalubre también permite la proliferación de hongos, bacterias o moho, que pueden tener consecuencias muy serias. Así que, ¿cómo debemos organizar el servicio doméstico para lograr un ambiente saludable?

Los expertos en limpieza del hogar recomiendan empezar la rutina diaria ventilando la casa. Abrir las ventanas durante diez minutos es suficiente para renovar el aire de los espacios interiores, con especial atención a zonas como el dormitorio. Mantener una temperatura interior confortable también es clave. En general, la temperatura óptima de confort para una vivienda se sitúa en torno a los 21ºC en invierno y los 26ºC en verano.

Sin embargo, en hay personas mayores en casa, es importante saber que durante la tercera edad disminuye la capacidad de percibir el frío y el calor, por lo que es importante que el personal de servicio doméstico se asegure en todo momento de que la climatización interior es adecuada.

Organizando el servicio doméstico, paso por paso

Una vez ventilada la casa, ¡pongámonos manos a la obra! Pasar la aspiradora o barrer, pasar el polvo y fregar cada estancia son el primer paso en cualquier rutina de limpieza. Para prevenir la proliferación de ácaros y otros alérgenos perjudiciales para la salud, los expertos también recomiendan lavar frecuentemente todos los textiles del hogar, desde la ropa de cama hasta cortinas o alfombras. En el dormitorio, también es aconsejable dar la vuelta al colchón al menos una vez al mes.

La cocina y el baño son las dos estancias más críticas desde el punto de vista de la limpieza, ya que en estos espacios de uso intensivo precisamos de unas condiciones higiénicas máximas. En la limpieza diaria, el servicio doméstico debe prestar especial atención a superficies como las encimeras, sobre la que se preparará la comida, el horno o el fregadero. La nevera es otro punto complicado, donde es necesario una limpieza a fondo. Además de desinfectar en profundidad, durante esta tarea también debemos revisar los alimentos contenidos en el interior, retirando los productos caducados o deteriorados.

En el baño, además de mantener el orden, también es preciso desinfectar a fondo, usando productos específicos, que nos permitan eliminar cualquier germen pero sean seguros para nuestra salud. A la hora de limpiar, es importante prestar atención tanto a lo que se ve como a lo que no se ve, como la parte trasera de los sanitarios o debajo de los muebles, donde tiende a acumularse todo tipo de pelusa y suciedad. ¡Y tampoco te olvides de la cortina de la ducha! Este elemento, en contacto directo con el agua, necesita ser renovado con frecuencia para prevenir la aparición de moho.

Cada cosa en su sitio, ¡pero siempre a mano!

La colada y la plancha son otras tareas habituales dentro de cualquier servicio doméstico. Lavar la ropa, tenderla, recogerla y plancharla pueden parecer trabajos sencillos pero pueden suponer una ardua tarea para personas mayores, con una movilidad más reducida. Lo ideal es dedicar al menos un día a la semana a estas tareas, para evitar que la ropa se acumule, aunque si tienes niños en casa, seguramente necesites aumentar esta frecuencia, dependiendo de tus necesidades.

Una vez terminadas las tareas de limpieza, podemos pasar a la organización. El orden es un concepto muy subjetivo y todos tenemos nuestras pequeñas manías y preferencias. Si te decides a contratar un servicio doméstico, cuánto más precisas y detalladas sean tus instrucciones en este sentido, más fácil será lograr un resultado final a tu gusto. Un buen consejo a tener en cuenta para ordenar tu casa es organizar los objetos según su uso, dejando bien a mano los enseres que necesitamos más a menudo. Esto resulta especialmente importante si en casa hay personas mayores o con problemas de movilidad.

Espacios sin barreras

Además del orden y la limpieza, la accesibilidad es otro factor clave cuando hablamos del hogar y de servicio doméstico. La distribución del mobiliario, por ejemplo, debe dejar suficiente espacio libre para circular con comodidad, sin riesgo de golpearse con los muebles. Además, aunque gocemos de una salud de hierro, a medida que nos hacemos mayores nuestras necesidades cambian. Si estás pensando en renovar tu mobiliario o reformar tu vivienda, ¡piensa a largo plazo! En el baño, una ducha a ras de suelo resultará mucho más práctica y cómoda para una bañera. La instalación de sistemas domóticos también es una solución excelente para una casa, sobre todo si hay residentes ancianos o problemas de movilidad.

Servicio de limpieza a domicilio en Barcelona

Como puedes ver, existen muchos factores a tener en cuenta para disfrutar de un hogar siempre impecable. Todos los consejos anteriores te serán de gran ayuda para lograrlo pero, si no tienes tiempo o tus circunstancias no te permiten dedicar tiempo a las tareas del hogar, ¡confía en los profesionales! Las agencias de servicio doméstico en Barcelona te ofrecen la posibilidad de contratar personal especializado en estas tareas del hogar, con diferentes modalidades de servicio.

¿Buscas un servicio doméstico en Barcelona por horas o prefieres personal interno? Si estás considerando contratar un servicio doméstico, en Grup MS somos expertos en la atención a la tercera edad y personas dependientes. Junto a nuestros cuidadores y enfermeras a domicilio, nuestro grupo también cuenta con personal especializado en servicio de limpieza a domicilio en Barcelona. En Grup MS destacamos por nuestros servicios personalizados, adaptados a las horas de trabajo que necesites. Contacta con nosotros y descubre cómo podemos ayudarte a mejorar tu calidad de vida y la de tu familia.

Si quieres conocer más consejos acerca de cómo mantener un hogar limpio, en Mejor con Salud encontrarás más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies